viernes, 17 de junio de 2011

Diversión después de la bomba

























Safe Creative #1005096236189




Francotiradores beatificados,
dolor higiénico pasando por ser nuestras vidas,
imposible música emitida por nosotros los muertos,
alabando sin saberlo la religión del dolor estéril,
de la carne quemada,
un invisible gas putrefacto y mortal,
vidas cayendo como gotas
sin saber de su muerte.
Una lluvia de ceguera moral predestinada,
pero las lágrimas pueden brotar
más que como reflejos de la eterna incomunicación
entre los lobos que habitamos la niebla,
dejándonos ser estanques tristes,
agua estancada que nos es espejo
de la guerra interior por los sentimientos,
intenso remolino de actitudes punzantes,
remordimientos de alambre de espino
y palabras saliendo como balas
del arsenal de nuestro pensamiento,
un surtidor que surge del vacío,
generando en el dolor de su desconocimiento
el agua cósmica que nos forma,
fluyendo en el interior de nuestras venas cerradas,
desnudos y buscando cobijo,
la piel dura y gris como la luna,
en medio de la niebla.

Safe Creative #1106179489468



Foto:
-"Liebe jetzt", ilustración de Jose Ángel Conde (Josef A.)








viernes, 10 de junio de 2011

Diversión antes de la bomba

























Safe Creative #1106109434681





Diversión antes de la bomba.
La televisión ofrece un bosque de penes y túmulos de carne.
Sin rima, sin narración.
Hojas de acero en los ojos impiden que escapen las lágrimas
después de ver “No amarás”.
Un billete detrás de otro,
una oportunidad perdida detrás de cada intento,
después de cada ilusión.
Viejos con aliento que suelta sexo trasnochado y reprimido.
Jóvenes con ojos perdidos golpeando el aire
en busca de un enemigo que los justifique.
El alcohol, las ilusiones, el sexo, la esperanza
y suena el disparo que inicia una carrera
hacia la escapada en sí misma,
una rueda de fuego que se perpetúa una y otra vez.
Y estamos atrapados,
y estamos tan solos...

Me tambaleo en los pasillos,
en los callejones,
en los vagones,
en los túneles,
contra la gente,
contra las paredes,
contra el aire mismo
me tambaleo.
Quiero ser firme,
quiero ser duro,
pero no puedo llegar a vosotros,
no puedo llegar a ti,
no puedo llegar a mí.

Se trata de no amar,
de ser un gusano ávido de comida,
siempre voraz pero seguro en su naturaleza de gusano.
Celebran, bailan, ríen,
y yo no sé qué hacer.
Con unos cuantos amigos se puede llenar la habitación
de ladrillos hechos con humo
e interpretar el caos de su amalgama,
navegar entre las volutas.
Delante de una pantalla aislarte del mundo,
pero conocerte,
creer que sus sentimientos te pasan a ti.
Vivir el suicidio,
morir luchando,
amar muriendo,
sentir cada plano y cada hoja
como un brazo que te conforta y te guía,
suavemente,
invitando sin obligar.
Luego,
las tapas y el stop son como mil cerrojos candados a la vez,
pero la llave va conmigo,
cuando salgo a la calle.

Hay mudos por todas partes,
viajando en el metro,
ligando con chicas...
También hay sordos que me hablan sin parar,
sin esperar ni desear mi respuesta.
Ellos haciendo ruido y ellas fingiendo que no escuchan.
Si alguien dijera alguna vez:
“Follemos”, “Te quiero”,
se acabaría todo el juego.
Pero siguen jugando, mintiendo, esperando,
frenando los instintos que devoran las tripas,
aún sabiendo que el Apocalipsis está cerca
y que vamos a morir todos.
Hay un ángel que nos gobierna
y que se ríe de nosotros en la sombra
cuando nos mira.
Cuando aparezca entre nosotros con el corazón negro y vacío,
ausente de prejuicios y normas,
y con el cuerpo lleno de deseos retroalimentados por su sangre
sabremos lo que pretende.

Mis sentimientos se hacen humo
y salen poco a poco por mi nariz.
Cuando despierto o algo así,
me duele terriblemente la cabeza.
Las atómicas caen.
Las tiro yo. 


Safe Creative #1106109434711






















Safe Creative #1106109434698




Fotos:
-Fotografías de la serie "Nostromo remains", de Jose Ángel Conde (Josef A.)