martes, 20 de junio de 2017

Caída





































Confusa música de jazz del vagón de metro
que llena otra vez mi cabeza con su reprimenda negra,
sólo entendible para mi córtex interno.
En la parada de mi deambular,
pisando una a una todas las monótonas estaciones,
me observo reflejado en la oscuridad,
mi cara un zarpazo definitivo marcado por mi mano en la piel de mi cabeza.
Las Disas descansan en sus pechos de madre,
las promesas que su esperanza confundida duda en darme,
estrellas brillando en los pezones de sus piercings,
mis bellas joyas mundanas.
Las espaldas se me ofrecen como hormigueros de columnas
que erigieran un templo de objetividad en el que encerrarme.
Afuera de todo esto vuelvo siempre y caigo,
y caigo contra el suelo,
sin metáfora ni posible moraleja,
contra la mismedad del mismísimo suelo,
como respuesta a mis discusiones casi mortales con la ebriedad.
Al levantarme de la corteza de acera
los cráteres marcan agujeros en mi rostro
donde poder leer o introducir las experiencias,
y así con esta nueva cara tomo posesión de este planeta,
para darle la forma y el color que no poseía.


Extraído del poemario digital Feto oscuro, publicado por GROENLANDIA.
Disponible en los siguientes links:


Foto:
-Viñeta de la novela gráfica Sin City, de Frank Miller



 


lunes, 1 de mayo de 2017

IV Certamen Walksium de Microrrelato de Terror y Fantástico





































 
Terminando el mes de abril nos llega la buena noticia de que el relato "La cadena de montaje órfica" ha sido elegido uno de los 10 finalistas en el IV Certamen Walksium de Microrrelato de Terror y Fantástico, patrocinado por Alianza Editorial y organizado por la revista digital del mismo nombre.
 

martes, 25 de abril de 2017

Paso estigio
































Ando por el mundo con paso estigio
y he comprendido que el amor es el infierno necesario,
una mariposa con cuchillas como alas
que surge en el beso de los amantes
cortando sus labios para crear una sangre
que alimente con ceguera luminosa
el nacimiento hacia el otro lado de los cuerpos
cuando los miembros son mutilados de deseo
para ser mejor sacados de sus cadenas,
y los restos de los cadáveres así carbonizados,
una fundición de llamas que en su nueva cópula de muerte
crean un paisaje encendido,
más allá del hilo de aluminio transitorio,
la sonrisa de dos cuerpos eternamente ardiendo.



Foto:
-"The fallen", de Sophie Jodoin 





  

lunes, 27 de marzo de 2017

Pájaros soñados






















 
  



 
Escalas dos pulgadas
metiendo los dedos entre los cubos de percepciones
que conforman la superestructura de la realidad.

Intangibles polígonos de sucesos
agrupándose en un damero de tiempo,
trozos que han caído del cielo para formar serpientes de ruinas
que te rodean sin que sepas si se volverán a recomponer,
una masa de ideas que avanza por el gris a medida que siente.

Hay agujeros interiores,
nichos como emboscadas de la mente en tu camino
donde las botas oscuras que lo andan se tornan ataúdes.
Los sueños y las pesadillas carcomen los bloques primigenios
del muro descompuesto de todos los días
diciendo que se puede rascar a través de su supuesta solidez.
Los gritos caen como pájaros muertos de mi boca,
atado a la cama de mi absurdo
pero con una estela castaña dibujando
aerosoles transparentes más allá del aire,
labios que abren otros caminos
cortando el polvo de lo que vivo,
nébula de sueño.

Despierto.
Las lágrimas caen volando por el cielo del absurdo
como los pájaros que podían haber sido.
 
Foto:






 

lunes, 20 de marzo de 2017

NICTOFILIA nº 2: Dossier Horror Erótico










































El relato inédito “Encarnación” y el poema “La Machine” forman parte de NICTOFILIA Nº 2: DOSSIER HORROR ERÓTICO, el esperado nuevo número de la revista peruana dedicada a difundir el terror escrito en lengua española que promete sensaciones fuertes. 
 
NICTOFILIA Nº 2: DOSSIER HORROR ERÓTICO 
Revista literaria hispanoamericana de terror
Apto solo para mayores de 18 años
 
Editorial Cthulhu 
Año 02 - N° 02: Marzo 2017
Depósito Legal en la Biblioteca Nacional del Perú N° 2016-08639 
Email: revistaliterarianictofilia@gmail.com 
Dirección: Marcia Morales Montesinos
Codirección: Denys Aire Dávalos 
Trajes, maquillaje de los modelos y concepto de portada: Hugo Luque (DOCTOR PLAGA - Factoría Ucrónica.
Fotografía: Alexander Gonzales (Mummrana
Modelos de portada: Jazmin Doux y Daniel Montecinos 
Imágenes interiores: Mauricio Rojas (Kmkc85
Diagramación: Denys Aire Dávalos
 
Sumario:
“Editorial” por Marcia Morales Montesinos
 
CUENTO 
“Caídas” por Gonzalo Del Rosario 
“Olores” por María Larralde 
“El Jachirú” por Rogelio Oscar Retuerto 
“El último prisionero” por Abraham León Chávez 
“La chica más blanca del primer ciclo” por Carlos Carrillo y Glauconar Yue 
“CeRdoRwEll con final feliz" por Jorge Torres 
“La dama de la máscara dorada” por Víctor Grippoli 
“Salomé” por Laura de la Cruz Martín 
“El ausente” por Rigardo Márquez Luis 
“Solo sube un poco tu vestido” por Iván W Tovar 
“Encarnación” por José Ángel Conde 
“El Hotel Latino en un día especial” por R. Yair Ayala M. 
“El ritual sonoro” por Hugo Casarrubias 
“Penitencia” por Cristina Martínez Carou 
“Ábreme la puerta” por Pedro de Andrés Correas 
“Tacto” por Dolo Espinosa
 
POESÍA 
“Femera Fembra” de Diego Giménez Salas 
“La Machine” de José Ángel Conde 
“Corazón de vampiro” de Dante Vázquez M. 
“Noches en escarlata” de Brian Gonzalez 
 
Precio para Perú: 18 Soles 
Preció para otros países: 7 dólares
 
Envíos a cualquier país de Sudamérica: 13 dólares 
Envíos a cualquier país de Centro o Norte América: 14 dólares 
Envíos a cualquier país de Europa: 15 dólares
 
Pedido y/o consultas al: Inbox o al watsapp: 990261330

martes, 14 de febrero de 2017

Angustia de niebla





























Los años de creación van transcurriendo
surgidos con el resplandor de mi primera lágrima adulta,
antorcha arrebatada a los posos petrificados de la inocencia,
van corriendo como un río de fuego que se va derritiendo
para que su liquidez me permita coger sin quemarme
el sudor del origen innombrable que los va pariendo,
un caliente río amniótico sin origen ni destino conocidos
pero cuya composición química tiene un sabor
que se parece al mío después de haber besado el tuyo.

Siempre preguntas y no constancias, preguntas que buscan solidificarme
escarbando las respuestas en el sufrimiento de la congelación.
En esos momentos no observo la vida y me paro y me estanco en mí mismo,
duro y opaco para el fluir humano,
los pingüinos oscuros que habitan las neuronas
picoteando la corteza de mi glaciar craneal,
creando una angustia de niebla,
vapor de agua de la melancolía escapando del tacto imposible de la desesperación,
en esa noche del norte donde acaban todos los mundos,
sobre todo el mío,
donde nadie me puede tocar.

Entre las pausas de las elipses de los cambios de tantos planetas, sociales o físicos,
los amaneceres levantan mis párpados para que mis manos se crean
rayos de los astros que conciben en el sudor de su eterna mañana sexual.
Sin preguntas, porque respiramos,
la muerte blanca llama a la vida ocre.
El sol hunde sus dedos en la corteza melancólica de mi cuerpo,
provocando una agradable ceguera ante todo lo que veo.
El amanecer que se produce, en imprevistos entretiempos del fluir,
no está tan lejos, pues se esconde debajo de tu gabardina,
en tu cuerpo que sonríe, una armadura de tela oscura
que te protege de las nieblas grises de los cuerpos que te rodean
mientras andas por los hilos de calles rocosas, manchadas de humo,
laberinto diario al otro lado del cual podemos encontrarnos.
También puedes o podemos desaparecernos
mirando nuestro rostro reflejado desvanecerse
en el vaso de cristal que sirve de rompeolas al alcohol,
ese anhelo de tiempo artificial detenido,
operando el falso milagro de robar nuestra esencia a la habitación
para introducirla dentro de la botella.
No sé dónde miro,
pero las ventanas palpitan con latidos de luz
que tornan los cristales en diamantes que hablan,
diciendo a mi gris cuerpo y a mi habitación
las infinitas posibilidades de salir a la calle.
Con la pluma limo las rejas de esta casa
para dibujar fragmentos de lo que puedes ser,
trozos de anhelo que reparto entre túneles y tugurios,
pedazos de gente para componer un gran cuerpo, celeste o no,
pero en todo caso carne amorosa.

No tengo palabras, por eso para buscarlas sigo escribiendo.
No te tengo a ti, por eso para tenerte sigo viviendo.
Inútil o muerto, sigo en el corazón del sueño,
y a veces no me importa si no te tengo y pasas de largo,
cuando me basta con el vuelco en el corazón que me produce soñarte. 


Extraído de "Feto oscuro", poemario digital publicado por GROENLANDIA.
Disponible en los siguientes enlaces:


Foto:
-Fotografía de Salar Kheradpejouh





domingo, 12 de febrero de 2017

Suplemento GROENLANDIA nº 17

































El retorno de la revista GROENLANDIA con su suplemento nº 17. 
Incluye el poema "Guión adaptado".

Con las colaboraciones de: Ana Patricia Moya, Ángel Silvelo, Celia Munera, Michel Noguera, Manuel Molina, Rosario Troncoso, Juan Cruz López, Marian Raméntol, Beatriz Pérez, Michele Mimmo, Tomás Soler Borja, José Pastor González, Juan García López, Javier Úbeda Sánchez, Antonio Cruz, Silvia Pastrana, Ángel Rodríguez, Cristian Acevedo, Adolfo Marchena, Carmen del Río Bravo, Rafael Indi, Fabiana Iglesias, María Góngora, Francisco Priegue, Mer González, Rubén Casado, Iker Pedrosa, Ignacio Ballester, Jesús Cárdenas, Noel Pérez, Daniel MacMillen, Isabel Tejada, Lola Crespo, José Ángel Conde, Laura García, Enrique Trenado, Ballerina Vargas, David González, Romina Cazón, Sensi Budia, Antonio Báez, Rosa Silverio, Francisco David Murillo, Pablo Díaz González, Francisco Jiménez Cifuentes, Javier García y Alfonso Vila Francés.


Disponible en los siguientes enlaces:
 

viernes, 27 de enero de 2017

Especial "Sucia resistencia"






GROENLANDIA vuelve a la carga con el especial poético "Sucia resistencia", que incluye el poema “Música en el pantano”. 


Lista de participantes: Ana Patricia Moya, María Góngora, César Álvarez, José Pastor González, Juan García López, Antonio Cruz, Francisco Priegue, Rafael Indi, Rosario Troncoso, Tomás Soler Borja, Adolfo Marchena, Alfonso Vila Francés, Carmen del Río Bravo, Lola Crespo, Iker Pedrosa, Manuel Guerrero Cabrera, Leonor W. Olmos, Marío Álvarez Porro, Ángel Rodríguez, Ana María Manceda, Jesús Cárdenas, Beatriz Pérez, José Ángel Conde, Laura Fjader, Daniel A. MacMillen, Víctor Rabat, Isabel Tejada Balsas, Rosa Silverio, Christian J. Kanahuaty, Rosemarie Navarro, Ballerina Vargas Tinajero, Juan Pedro Ruíz-Cascales, Romina Cazón, Sensi Budia, Marian Raméntol, Ángel Muñoz, Celia Munera, Rosario Sabariego, José Luis Álvarez y Francisco David Murillo. 


Disponible para lectura en los siguientes enlaces: 

ISSUU

CALAMEO
http://es.calameo.com/read/00189126519e7f6c3989a



miércoles, 11 de enero de 2017

Alegría triste





























Tengo una alegría triste
que me habita como un humo sólido,
un vaho que flota sobre todos mis órganos
y acaricia mi cerebro con su pasión.
Nuestra sangre es gris y blanda,
transparente y suave,
y dirige nuestros movimientos
y tiñe nuestros pensamientos
afirmándonos que estamos vivos.

Andamos firmes y oscuros,
secos por calles húmedas inundadas de gotas
que no mojan nuestra solidez,
la dignidad del triste
que avanza solo entre los acompañados,
que habla sólo con su propia soledad,
las nubes arañándose unas a otras en un masaje gris,
tapando la luz que sólo conocemos de memoria
pero que nunca olvidaremos
porque navega en esa niebla interna,
en ese vaho que ya te he dicho
y que nos tapa como un pantano firme
mientras oímos sus notas sobre la estratosfera,
la música del mundo tosiendo tras la tapadera,
y nuestro suave humo las añora.

Movimientos lentos,
pocas palabras,
sonrisas indescriptibles
más allá de la alegría,
y silencio,
y muchas miradas,
miradas sobre el mundo tras una capa acuosa,
intentando andar
siempre delante de nuestras lágrimas.

Yo, oscuro,
siempre a punto de caer y dejarme flotar
en el algodón de la esperanza,
el cuerpo suave de tu recuerdo.

Tú, azul,
labios rojos sobre piel blanca,
realizando tu trabajo de separar mente y cuerpo
para respirar esa niebla.
ese frío que bese tus mejillas,
húmedo y sin condiciones.


 Foto:
-Fotograma de "La chica de la fábrica de cerillas" (1990), de Aki Kaurismaki