viernes, 23 de diciembre de 2011

El angel de la incomprensión



En tu sujetador se esconde la sencillez,
haciéndome anhelar la expresión simple.
Que la palabra sea un beso,
que mi expresión sea amor
antes de que me vaya.
Pero las bocas están cosidas,
botones conectados a los corazones
en una maquinaria obediente y dispuesta,
absurda e insultante al sentido
como escapularios colgando
de un congelador de carne mundial.
Tengo que soportarlo,
tengo que salpicarme de todo,
sacrificar mi felicidad para ser santo,
lleno de llagas antes que de ignorancia,
crecido por el desprecio y el miedo,
el angel de la incomprensión.

Hay algo que me lo impide,
una barrera que no me deja llegar,
las rejas del balcón que no me dejan avanzar
hacia las hojas de ese árbol ahí abajo
que parecen flotar.
Más allá de la azotea
las nubes de nata transparente empiezan a asomar.

La auténtica esquizofrenia verbal,
el sentido se escapa en las alas del estómago.
Tan sólo el bazo dicta sentencia,
aclamando el seno con sentimientos,
un pequeño trozo de carne que intenta expresarse.
La semilla es una conocida ambición,
una cópula extraña mal entendida,
una incomunicación preternatural
que nunca será explicada.

Safe Creative #1112230794723





Foto:
-Fotografía de Jordan Smith










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deposita aquí parte de tu esencia